NIEVA

El jueves, 16 de abril, asistimos en Madrid -Teatro Valle Inclán, del CDN- al estreno de Tórtolas, crepúsculo y… telón, del siempre genial Francisco Nieva, que asumió también la dirección de su propio texto, en un “trabajo teatral”, como le gustaba llamar a sus montajes, totalizador. Estuvo asistido en la escenografía por el pintor José Hernández, en la música por Miguel Tubía y en el vestuario por Rosa García Andujar

Una confrontación entre el viejo y el nuevo teatro, escrita cuando Nieva era un joven autor, con el que según declaraciones suyas tuvo que enfrentarse el director teatral actual. Una obra crítica con el teatro que satisface a una sociedad acomodaticia, pero crítica en clave surrealista. No olvidemos que Nieva tiene sus orígenes en el “postismo”.

Esperanza Roy y Jeannine Mestre protagonizan la obra, con Manuel de Blas como maestro de ceremonias, introductor y guía de los personajes.

El público como personaje que juega a hacerse presente e intervenir en la acción dramática. Teatro dentro del teatro.

Lo más hermoso es que Nieva ha sabido hacer de una obra escrita en los años cincuenta un testimonio de hoy, y eso manteniendo las esencias de su estilo, heredero de Quevedo y Valle Inclán, pasado por su Valdepeñas manchego. Como tiene que ser…

NIETOS

Pero la cosa no quedó ahí. Ese viaje también sirvió para estar con mis nietos Alejandro y Lara.

Alejandro juega al futbol con el equipo de su cole. Y lo vimos jugar en un partido que perdieron, pero… terminaron ganando el campeonato; así es que iré a verlo recogerla copa. Claro que también fuimos Ana y yo a contarle cuentos a él y a sus compañeros de clase. Uno de ellos me regaló una pulsera-cuento…

Lara aún no va al cole, ni a la guardería, aunque ya tiene plaza para el curso próximo en la misma escuela infantil a la que fue su primo, al ladito de la casa. Todavía no habla, pero se le entiende todo. Yo soy “abu”, como Aurelio, el otro abuelo, pero ella nunca se confunde. Lo mismo le pasa con las “yayis” (ella dice: “ya”) Marcela y Ana. Tampoco tiene confusión. Ni con las “abuelis” Tere y Pilar. Ella lo tiene muy claro: se quita los zapatos y los calcetines, desnuda a su muñeco si está vestido, y tan feliz… Luego te agarra de la mano y te lleva a donde ella quiere.

VALIENTE MONO

El día 20 de mayo nos fuimos a Barcelona para ver el estreno de Los desarraigados, de Maribel Martínez, con mi hija Sonia González de co-protagonista y co-coreógrafa, con música y espacio sonoro de Pablo Rega, e iluminación de Oscar de Paz. Una instalación tridimensional, “nómada”, dice la autora, para explicar el desarraigo y la múltiple identidad en un mundo mutable, en constante dinamismo.

Un espectáculo ágil, desconcertante a veces, donde el espectador se ve empujado a descubrir las claves propuestas, donde cada cual hace su propia lectura, donde uno se puede ver a sí mismo buscando su propia identidad mutable, cambiante, contradictoria, desarraigada…

El estreno fue en l’Antic Teatre, Espai de creació, en su sección de Noves dramaturgies, a cargo del Colectivo Valiente Mono.

MI NIETO PABLO

Claro que el viaje no fue sólo para ver bailar a Maribel y Sonia. Con perdón de las divas, el personaje más importante era Pablo, mi nieto, que nació en el Hospital Sant Pau, curiosamente donde había trabajado el cantante y músico -además de médico, claro- Mikel Laboa. ¡Qué cosas! Lo habíamos descubierto hacía poco en Euskadi, y luego supimos que había cantado con Lluis Llach y había hecho teatro con Ricard Salvat. ¡El mundo es un pañuelo!

Bueno, la cuestión es que estuvimos con Pablo, de once meses, que ya casi camina solo, que casi habla, que está grandísimo, come como un descosido y parece un polaco guapo… Ahora está un poco malito, pero no se le nota. Se va a poner bueno enseguida. Estuve jugando con él y riéndonos mucho. Es precioso.

OTRA VEZ MADRID

Me hicieron ir a Madrid porque mi partida de nacimiento no aparece. Más exactamente: no aparece mi inscripción como nacido. Yo tengo la partida de nacimiento de Sidi Bel Abbes, que es donde nací, en Argelia, pero esa no sirve. Yo debería haber sido inscrito en el Consulado de España en Orán, pero no se encuentra.

Desde Noviembre de 2009 ando en esto, después de que me volvieron a enviar en Octubre la partida de nacimiento argelina, que no sirve, dicen.

Envié por carta los datos al Registro Civil Central en Madrid. A los dos meses llamé y me dijeron que esperara tres meses más. Esperé y luego me dijeron que había enviado mal la carta, que allí no era. Busqué una gestoría y le envié los documentos por correo electrónico. Al cabo de mes y medio me dicen que las fotocopias no se leen bien. Hago otras con mejor definición y las envío y las envío por correo postal urgente y certificado. Al cabo de varias semanas más me dicen que esos documentos no sirven y me dan un número de teléfono y otro de expediente.Llamo y me dicen que por teléfono no pueden resolver nada, que vaya a Madrid a la Calle de la Bolsa. Voy, hago cola, y cuando estoy llegando leo un cartel que dice que para partidas de nacimiento hay que ir a la Calle Montera; pregunto al guardia, me aconseja que me vaya a Montera. Me voy corriendo -todavía no he desayunado; son las 8:20h de la mañana-, pregunto y me dicen: aquí. Sólo había una persona delante de mí. Espero, me inquieto y vuelvo a preguntar: ¡Ah, no; es esa otra cola! Una que da la vuelta a la esquina. Espero mucho más, hasta que por fin me dan un número: el132. He tenido suerte, sólo dan 150. Me lo pienso bien y me voy corriendo a la calle de la Bolsa, me dan el número 45, pero es rápido.La funcionaria me atiende, le cuento todo y le muestro mis documentos. “Señor, usted no está inscrito”. “Oiga que yo tengo mi DNI y mi Pasaporte”. “Sí, pero entonces eso se podía dar a cambio de una chupa-chups.” “O sea que a lo mejor no soy español…?” “A lo mejor” “Y entonces, ¿qué puedo hacer?” “Una incripción fuera de plazo” Y tan fuera de plazo, después de setenta años, ya os podéis imaginar… “Y traigame: las partidas de nacimiento de su padre y de su madre, el acta dematrimonio, los DNI y el “recognoverunt prócere”…”

Me fui convencido de que no existo. ¡¡¡Soy un apátrida, un indocumentado!

Me largué silenciosamente no fuera que el guardia de la puerta me pidiera la partida de nacimiento…

Alejandro estaba en el cole, pero Lara me consoló tirándome una pedorreta de besos y quitándose los zapatos y los calcetines. ¡Menos mal que uno tiene nietos que sí que existen! 

 JORNADES DE DIDÁCTICA TEATRAL

El teatro del oprimido de Boal

El sábado, 29 de mayo asistimos en Canet d’en Berenguer, convocados por el CEFIRE de Sagunt, a las XV Jornades de didáctica de la dramatització.

La conferencia inaugural fue impartida por el profesor Tomás Motos y llevaba por título Teatro, compromiso y creatividad en la práctica educativa, basándose fundamentalmente en las teorías del Teatro del oprimido, del brasileño Agusto Boal, pero también en las teorías de Paulo Freire, que, en definitiva, venían a decirnos que otro mundo es posible. El teatro debía ser un espacio para la reflexión, para darle al oprimido derecho al diálogo, para el compromiso contextualizado, sin olvidar nunca el componente ético.

El día se fue completando con diversos talleres en torno al tema propuesto, dirigidos por Domingo Chinchilla, Alessandro Tolomelli -de la Universidad de Bolonia), Valentí Piñot, Teatres de la Llum, Sara Kate Redding, Antonio Cantos -de la Universidad de Málaga-, Jesús Marco y Els colors de la veu.

Las jornadas se cerraron con la presentación de la experiencia educativa Teatro dell’oppresso in educazione, a cargo de Alessandro Tolomelli, y con el montaje Máscaras educativas detrás de la tiza, espectáculo de creación colectiva del “Seminario de teatro del oprimido”, coordinado por Tomás Motos. 

 

 

El día del libro

4 mayo 2010

Con motivo del Día del Libro, los días 22 y 23 de abril hicimos un total de 12 funciones para alumnos y alumnas de infantil y primaria, en el Colegio concertado San Rafael (Salesianos) de Elche.

Fue una experiencia muy enriquecedora, llena de matices, pues cada niño es un mundo.

Nos lo pasamos muy bien, aunque terminamos agotados.

Día del libro en Madrid

El viernes 7 de mayo estuvimos en el Colegio “Hermita del Santo”, de Madrid, cerca de Puerta del Ángel, contando cuentos.

Los niños y las maestras estuvieron encantados y hasta nos regalaron un “cuento-pulsera” hecho por ellos.

Muy bien.